Salvado

En una obscuridad total, al borde del abismo, de pronto sentí que alguien me salvaba y sentí alivio; cuando por fin abrí los ojos, estaba sujeto a unas garras que poco a poco desollaban mi ser, mientras algo devoraba mis entrañas.

Si no me hubiera suicidado, Belcebú no estuviera satisfecho de que sus demonios menores, corrompan mi cuerpo para la eternidad.

Ojos Azules

¡Qué noticia tan atroz! ¡Increíble que sucediera! ¡¿qué fue lo que pasó?!  Todos comentan la noticia del día y no podían creer lo que oían…

“Armando Galván, ha muerto”… ¡qué impacto!

Galván era delgado, alto, con hermosos y grandes ojos azules, personalidad como la mayoría de la gente, atento con todos y todas a su alrededor; era un hombre taciturno, encerrado en sí mismo.  Nadie podía decir que no fuera responsable, jamás faltaba a su trabajo, cumplía las expectativas que se esperaban de él, podría decirse que era un hombre “normal”.

Sin embargo, en su silencio acostumbrado, tenía siempre la costumbre de recordar sus días pasados:  de pequeño no tenía situaciones agobiantes ni problemas que afectaran su vida, más fue en la pubertad y adolescencia que todo le empezó a cambiar.

En la secundaria, cuando las niñas empiezan a gustar de los niños y viceversa, él comenzó a aislarse un poco, a retraer el diálogo y sobre todo, a mantener la vista baja, sobre todo si era con una mujer con la que interactuaba. Tenía problemas con las mujeres, no quería mirarlas, los adultos lo achacaron a la pubertad y adolescencia.

Conforme pasaba el tiempo, algunas mujeres eran las que se alejaban de él, aun cuando no hubiera un motivo aparente. Y él, bajaba la mirada.  En la preparatoria e inicios de la universidad, la situación no iba mejorando, se graduó y obtuvo un buen empleo en donde iba escalando puestos por sus atributos laborales, sus jefes y subordinados, eran en mayoría varones de diferentes edades con los que se entendía bien, pero con las mujeres, bajaba la mirada, fueran superiores o subordinadas.

Al paso del tiempo, eligió vivir solo, sostener comunicación en lo indispensable solamente con las mujeres, no importaba si eran niñas o adultas, las mujeres estarían fuera de su rango, fuera el que fuere. Decidió no mirarlas más que lo meramente necesario.

Al parecer, nadie se percató de esto, y aquellos que lo notaron, lo achacaron a que quizá era gay de “clóset”

—-

“No se culpe a nadie… “ iniciaba una nota póstuma.

—-

En aquel departamento, el grupo de investigación revisaba toda evidencia posible. Se miraban algunos muebles de la sala y cocina fuera de orden, sangre en las paredes por aquí y por allá, huellas de pies y manos de alguien inestable, como si se estuviera ebrio, pero tan solo en una dirección.

 El médico forense mira el cuerpo bocabajo de Armando Galván, hay un papel lleno de sangre bajo de él, lo toma y coloca en una bolsa plástica transparente.

Aun cuando tiene muchos años de experiencia médica y policial, al voltear el cuerpo para las diligencias pertinentes, queda asombrado y sin palabras al mirar una enorme cortada en el cuello y la cara de piel blanca, manchada de sangre y las cuencas de los ojos, VACIAS; observa más abajo y en cada mano, llenas también de sangre, estaban los globos oculares con aquel iris de un azul profundo mirando a la nada

– Pero… ¿Qué carajos…?- Dice para sí mismo el médico tratando de entender la escena

No entiende cabalmente lo sucedido; recuerda la nota ensangrentada, la lee.

No se culpe a nadie… he sido yo, y sólo yo.

Nadie sabe la tortura que era mi vida, mi callado trauma, mi doloroso destino.  Nunca le he causado mal a nadie, al menos no de manera consciente, pero sí he molestado a muchas mujeres sin yo poder controlarlo.

Desde joven, desde mis 13 años he incomodado… y estoy cansado de hacerlo, pues así no puedo continuar.

Con respecto a las mujeres, jamás pude tener una relación, no pude amar abiertamente, no tuve una amistad sincera… cualquier mujer se sentía ofendida e invadida por mí, aun cuando no fuera esa mi intención, todo debido a un defecto de nacimiento, que no sé cómo se llama y tampoco sé si tenía cura.

Digo adiós a esta vida, porque no soportaría quedarme ciego pero tampoco quiero seguir igual.

Yo mismo me he arrancado la vista, y después de eso, he acabado conmigo.  Jamás volveré a mirar de manera lujuriosa a nadie, mi vista ya no podrá invadir a ninguna mujer.

Así es, nunca pude mirar a una mujer sin que ella sintiera que la “desvestía”, que la miraba con lujuria y deseo malsano, mi vista era profundamente promiscua y sucia, era asquerosa cuando de una mujer se trataba; no sé como vino esto, pero tampoco era capaz de remediarlo, así que después de 40 años, decido terminar con ella y con quien la sostuvo.

Adios

El médico forense tristemente impactado, voltea a ver una fotografía en la pared e de aquel departamento… ahí está aquel hombre rubio cuya mirada profundamente azul era turbia y sórdida, trastocaba todo el rostro y terminó de entenderlo todo. No había crimen que perseguir.

Envolvieron el cadáver, lo subieron a la camilla de la ambulancia….Se cerró el caso

ᐈ Ojos azules del hombre fotos de stock, imágenes hombres con ojos azules |  descargar en Depositphotos®

A mis 18 años (letras de DaniFer)

Y pues ahora si, quería subir un video mio haciendo tonterías desde que era muy chiquitita pero, prefiero escribir esto para releerlo en unos años ❤️

Hoy me preguntaban si me daba miedo cumplir 18, contesté que no porque creo que sólo lo veo como un numero, pero, me puse a pensarlo y creo que en 18 años he adquirido muchísima madurez y mi manera de ver las cosas ha cambiado bastante; estoy segura de que me falta muchísimo por madurar, por aprender, etc.; pero hoy creo que es un buen día para hacer un balance de mis 18 siendo la niña más feliz del planeta 🌼❤️

Para comenzar mi infancia sin duda es la parte más tierna y linda, siempre que pienso en ella me vienen recuerdos míos jugando con bebés, barbies o mi obsesión por peluches a pesar de la alergia, la Dany de 9 años que era feliz con solo salir a jugar con sus amigos de la cuadra, sin tecnología, inventándose juegos nuevos diario, sin duda es una de mis favoritas; soy muy afortunada por haber crecido en un núcleo familiar tan unido y tan amoroso ❤️

Cuando era más niña recuerdo pensar cosas super tontas con respecto a cómo eran mis papas conmigo, hoy en día entiendo todo y me gustaría haber sido más comprensiva en algunos momentos, por que si hoy soy quien soy, si hoy se lo que quiero, si hoy soy la más feliz del planeta es por la educación que me inculcaron. Sólo puedo decir ¡Gracias! ❤️

Mis hermanos, se dice que es imposible llevarse todo el tiempo bien con tus hermanos y creo que es verdad, y aunque la relación que llevo con cada uno es completamente diferente, porque lo que hablo con uno no lo hago con el otro, hoy se que soy afortunada y bendecida por tener a dos personas que se que si me ven hundida estarían para darme la mano y levantarme, los amo profundamente y ojala la relación que tenemos ahora la mantengamos eternamente ❤️

En 18 años he explorado todas las emociones existentes, vamos que soy una dramática de primera, hace como cinco años tenía la creencia estúpida de que llorar no era bueno, que lo mejor era estar feliz 24/7, hoy por hoy entiendo que mis emociones son preciosas sea cual sea, se que debo dejarme fluir, dejarme expresar lo que quiero, que a veces andar de bajón está bien, que es necesario, que sentir enojo y frustración no es malo, y que el ser feliz empieza y termina solo con uno mismo no con nadie más ❤️

A lo largo del tiempo he conocido muchas personas vaya que si, a pesar de no mantener contacto con la mayoría solo puedo agradecer por el hecho de haber pasado un tiempo conmigo porque sin duda marcaron algo, y a las que siguen a pesar del tiempo, qué alegría y ojalá sean muchos años más, si seguimos en contacto debe ser por algo ❤️

En 18 años conocí el americano, voy a decir algo que nunca había dicho, pero recuerdo que al principio me gustaba entre cero y nada, pero fue ahí donde conocí el valor de un equipo, la importancia de la amistad y lo mucho que vale dar el cien por cien; hoy en día dudo bastante si regresaré alguna vez a pisar un campo de juego, pero que buenos tiempos viví ahí, fue ahí donde conocí a dos de las personas más importantes en mi vida, que no me importa si en algún momento perdemos contacto, siempre serán las dos amistades mas puras y lindas que he tenido (Tamara e Ivonne) ❤️

De la primaria realmente no hay mucho que decir, los recuerdos más lindos los tengo de quinto y sexto, yo se que si alguien de mis amigos lee ésto, sabe perfecto por quién va y lo importante que fueron esos dos años❤️. Secundaria fue una montaña rusa, los cambios hormonales vinieron con todo y una niña tonta que no sabía sobrellevarlo quería morirse, no entendía nada, estaba cansada de tener una lucha interna entre lo que estaba bien y lo que estaba mal, cansada de sentirme mal cuando me quería sentir bien, y lo peor de todo es que en esos momentos no tenía alguien con quien desahogarme de todo porque creía que solo era yo la rara, qué ilusa, el tiempo empezó a pasar y con ello lo asimilé y aprendí a gestionar las emociones, pero boom las peleas sin sentido con mis amigas, peleas con mis papas y el primer niño que me gustó cañón llegaron a darme con todo JAJAJJA afortunadamente el tiempo siguió pasando, fueron más cosas malas que buenas, Amezquita se volvió mi confidente en absolutamente todo y logré terminar la secundaria plenamente feliz con 5 amigos en particular a los cuales adoro con mi vidaaa❤️.

Creo que ya me extendí más de lo que quería, pero gracias a todos los que han formado parte de mi vida mamá, papá, Roy, Mariana, abuela, abuelitos, tíos, tías, primos, primas, amigos, maestros, padrinos, algún día les devolveré lo mucho que han aportado en crear a Dany, en su mejor versión ❤️

Una última cosa que quiero dejar aquí, es lo mucho que he avanzado en el proceso de amor propio, un día leí que con el tiempo es normal perderlo a causa de escuchar comentarios, compararte con otras personas o simplemente sentirse menos, nunca había externado ésto, pero sí, yo también tuve un periodo en donde no me quería, lloraba todaaas las noches deseando que ya parara ésto, y bueno aunque me ha costado, aquí estoy amándome cada día un poquito más, sintiéndome en mi mejor momento, estoy plenamente feliz y orgullosa de la Dany que soy hoy ❤️6/01/21 🎂❤️

La imagen puede contener: Dani Fabila, selfie y primer plano

Yo no fui

Con la cara llena de asombro, los ojos expresando una intriga total, aquella persona hablaba rápido y sin pausa, quería convencer a se dirigía, a quien estaba frente de él, e ignoraba a todos los demás que le rodeaban.
– Mire, escuche, eso que dice que yo hice, yo no fui, yo no lo cometí, es raro y extraño, como sobrenatural. Ajá, sí, ese callejón estaba totalmente solo, obscuro y muy húmedo pues acababa de llover, pero, nada tiene de malo que alguien ande allí a altas horas de la noche, a mí me gusta la madrugada y la ausencia de gente. Ya sé  que era noche de muertos, estaba muy nublado y no se veía la luna, también sé que las almas buenas y la feas y negras vienen de visita al mundo terrenal, por eso había un ambiente lúgubre y tenebroso. Yo andaba tan sólo por ahí, caminando como a veces acostumbro,.
– Se le ha visto merodeando algunos parajes solitarios además de callejones como el que describe-. Dijo su interlocutor
– Bueno, ya le dije que me gusta la soledad y por eso que me alejo de la gente. Pero mire, esa noche yo ví que de las paredes salían sombras muy negras, me hablaban y no les entendía. Agudicé el oído, era otra vez Satán, me dio miedo y cerré los ojos para no ver más nada. Ya después cuando los abrí, estaba frente a usted interrogándome.
– Señorita, está aquí y la interrogo, porque resulta que dos policías le detuvieron pues acababa de apuñalar en el estómago a una persona..-
– No Señor, le aseguro que yo no fui…sabe?, (se transformó aquella voz femenina a un tono infantil e ido mientras se retorcía insegura los dedos de las manos, un susurro casi inaudible) seguramente fue el diablo. Una vez, cuando yo era niña mi abuelita me dijo que “cuchillos y tijeras, no las debía agarrar porque venía el demonio y me las iba a enterrar en la panza y me iba a morir”. Esa vez, en la noche, estaba yo cortando papeles, entonces vino el diablo me dijo que le prestara las tijeras para jugar en mi panza, pero a mi me da miedo morirme y me salí a caminar, él me seguía diciendo cosas, yo me tapaba los oidos y cerraba los ojos, y yo creo que se enojó, por eso el fue que hizo lo que dice usted que yo hice.. sí claro, de seguro eso es.
…….
Frente a un jurado, una señorita de aspecto tranquilo, con la vista buscando respuestas y una actitud infantil totalmente disociada, estaba esperando un juicio.
– ¿Conoce estas cosas? (dice el juez enseñando 3 tijeras, 2 puñales, 1 abrecartas, 2 picahielos, 1 cutter)
– Si, esos son míos, (se retuerce los dedos de las manos) pero fíjese, si los agarro, viene el diablo, me habla y yo cierro los ojos porque me da miedo, aviento las cosas y me voy corriendo pues yo hago caso a mi abue, suelto las cosas y se las entrego a otras personas para que me las guarden. (la chica mira a todos con loca inocencia y fuera de toda conciencia), pero ya luego, al otro día no encuentro nada de eso en mi casa
Murmullos en la sala, decisiones…El juez dice al jurado:
  • Pobre mujer loca… han aparecido 9 personas muertas, cada una con un instrumento punzocortante hasta el fondo del estómago; seguramente se altera su miedo de niña, se quiere deshacer del objeto y para ella, aventar es enterrar a fondo y supone que seguramente es culpa del diablo.
  • Dejémosla con sus miedos encerrada en esa celda, tal vez algún día su cordura vuelva y podamos trasladarla a un penal con cargo de asesinato. Hoy tan sólo es una mujer perdida en su ayer, que no tiene idea de lo que hizo

Resultado de imagen para yo no fui+ensangrentado+cuchillo

Buen chico

-Mamá, ayer tuve mi primer experiencia…no sabes!! Me siento con toda la euforia desbordada,
Fue increíble y excitante, nunca lo hubiera imaginado, no se parece a nada de lo que me habían contado…es mejor la sensacion.

Ahí estaba, como esperando de siempre. Así, sentado dentro de su auto, mira a la nada con fastidio, de vez en vez mira su reloj como para acortar el tiempo.

Nuestras miradas se cruzaron y quedaron fijas; caminé hacia la puerta trasera, me subí al carro tratando de no apartar mis ojos de los suyos, me acomodé tras su asiento sintiendo que el corazón saltaba

Ahí estaba mi aventura iniciando.

Permanecimos en silencio, yo con la ansiedad a punto de explotar…aun había silencio, los nervios me dominaban, quería dar yo el primer paso, pero como era mi primera vez no sabía qué hacer.

No lo niego, por un momento sentí temor, pero la negrura de la noche me ayudó, así que la convertí en mi cómplice.

Fue mi movimiento más rápido…y en décimas de segundo mis manos recorrían su ropa, tocaban su cuerpo tibio…un reloj, una cartera con algunos billetes.

¡wow! Tenía tanta prisa, pero me quedé ahí, disfrutando ese momento excitante y lleno de adrenalina casi en el paroxismo, con mis manos ensangrentadas, mirando como aquel infeliz quedó sentado en el sillón mientras un borboteante hilillo rojo y brillante salía continuamente por el cuello, dejando, poco a poco, vacío aquel cuerpo masculino al que con una navaja y en menos de un segundo le arranqué la vida

-Sí, Madre, tu nene se dejó seducir por la maldad…no, no fueron los amigos, no fueron la familia, no fuiste tú. Tan sólo es mi alma que no quiso ser buena, yo quería sentir una sangre caliente, enfriarse en la noche, pero no de mi cuerpo.

Ja ja ja!! madre… lo hice, lo hice!! Cumplí mi deseo, pero no llores ni sufras, respeté tus enseñanzas y no lo robé, sus cosas se quedaron con él.

Lo ves? Después de todo no soy un mal chico. Soy un asesino, pero no ladrón.

Algún día

Esto lo hallé en un blog y me encantó

———

Quiero verte, abrazarte por un momento,

aprenderme de memoria el espacio justo

que ocupas entre mis brazos.

Apretarte un poco, no tan fuerte para no asfixiarte,

ni con debilidad, para no dejarte ir;

Lo suficiente para calentarnos antes de encendernos.

 

Sentir tu respiración y escuchar tú palpitar,

que deshagamos en nuestra piel

todo lo que nos hemos construido con palabras;

Quedarnos en silencio para despertarnos todo

a la hora de acostarnos sin nada.

 

Que no nos haga falta dormir para soñar juntos

y que al dormir juntos, soñar sea lo último que nos importe.

 

Algún día mi amor…

Algún día dejaremos de decirnos

“Algún Día”. 

Vic Valladares

Espejo Retrovisor

De repente los descubrí; estacioné mi auto unos meteros adelante y ni siquiera notaron mi presencia.  Platican cerca de un árbol que les oculta de miradas indiscretas e “juzgonas”.

Era un atardecer de invierno, de esos en los que el sol decide ocultarse más temprano y permitir que la penumbra llegue lentamente y parezca que permanece.

Los miré por el espejo retrovisor; me gustaba su risa juvenil sin recato.. el coqueteo natural de ambos al mover sus manos, sus cuerpos.  Ella agitaba su cabello largo y suelto a la libertad del aire, él, daba pasos al frente y atrás continuamente. Se miraban con destellos de insinuación.

Desvié mis ojos a otras cosas, sin embargo aquellas imágenes despertaron mi curiosidad.  Después de algunos minutos levanté la vista y fue entonces que los vi ya muy juntos, sus manos acariciándose pero sin despegar la mirada de los ojos del otro.

Sus labios se unieron en un beso juvenil y ardiente. El juntó su cuerpo al pecho de ella; ella instintivamente, ofreció su cadera.

Las masculinas manos rodearon aquella cintura mientras las manos pequeñas tomaban la barba de él para no permitirse dejar de besarlo. 2-3 minutos, tal vez 5, así.  De pronto, esas manos que sostenían la cintura, bajaron a las caderas y empezaron a apretar y acariciarlas, a empujarlas hacia su pubis que en la entrepierna tenía un bulto ya notable.

Ella se dejó llevar, tan solo de ocasión, buscaba miradas ajenas, pero inmediatamente se perdía en aquellos besos y caricias clandestinas a plena calle.

Los dedos de manera instintiva subieron lenta pero urgentemente a los pequeños senos de ella que ya se mostraban dispuestos a las caricias. Se envolvieron en su mundo, se enfrascaron en tiernas caricias ya ardientes.  Se tomaban el uno a otro sin importar nada de su alrededor.

Una blusa se abrió y unas manos se perdieron dentro de ella.  Unos tiernos ojos levemente maquillados, voltearon al cielo para luego cerrarse para disfrutar esa pasión.  De ese jugueteo, el camino al paraíso se empezó a abrir para él, cuando también se perdió por debajo del pantalón de ella hacia aquel monte venus virgen.  Aquella mano se paseó una y otra vez por aquella calidez húmeda y sensual… y su nariz olfateaba los senos, y su lengua, lamía los pezones.  Había gemidos, lo sé, aunque de manera callada.

Y aquel árbol que servía de parapeto fue el testigo mudo cuando de aquel juego sexual de manos inexpertas.. nació el acto de placer más rico entre un hombre y una mujer, cuando en un acto de valentía y fuga sexual, él ya está dentro de ella, que se aferraba a ese cuerpo que ya la poseía deliciosamente.  Y se movían lento, despacio, al compás que marcaban sus respiraciones y sus cuerpos para que nadie los oyera o descubriera.

Yo desde mi espejo no pude quitar la vista de toda esa escena,  imaginé la ricura de ese pecado y deseé estar en esa situación. Peligrosa, incitante, poco pudorosa… pero no, no es ya mi turno.

Yo ya he pasado de esa edad alocada, hoy intento mantener algo de mi cordura aunque admito haber perdido algo de ella cuando al sentir en mi entrepierna, algunos temblores totalmente voluntarios provenientes del deseo que provocó aquella visión vespertina que sin querer me regaló el espejo retrovisor de mi auto.

beso callejero

 

 

Nuevo sismo

No sé, mis palabras se agolpan a querer salir… estoy aun en un shock emocional, me siento culpable, me siento muy rara; y todo se lo debo a un pensamiento que he clasificado como estúpido y demás… “¿cuál es la probabilidad de que vuelva a temblar un día como hoy?”
Ayer hicieron 32 años que sucedió uno de los episodios más duros en este país mío; un sismo de gran magnitud que dañó más que estructuras en mi ciudad, al mismo tiempo que dio temple y grandeza a mi gente, de eso YO soy testigo porque lo viví muy de cerca.
Con aquella sacudida natural, se creó una conciencia colectiva que nos permitiría prepararnos para una catástrofe similar futura… sin embargo, los tiempos pasan, la gente cambia y (siento) que la actualidad modificó a la sociedad convirtiéndola en algunos aspectos insensible y egoísta.
Después de 32 años, esta nueva generación que algunos dieron por llamar NINI, que se ha volcado sobre la tecnología…dio muestras de no tener interés por sus congéneres, de no tener interés por lo ajeno; la sociedad actual mostró un desapego por todo, y hasta creo que se volvió “unipersonal” en cada aspecto, de tal suerte que aquella conciencia colectiva para prevención no la tomaban tan en serio.
“¡Qué va… Aquello podía no volver a suceder!” “¡Esas son jaladas!”
Al sentirse invencibles e inquebrantables, esta generación demeritó nuestra vivencia, nuestro recuerdo, nuestro miedo, nuestra historia…la de “los del ‘85”
Lamentablemente, ahora ya tienen la suya. Sí, ahora ya tienen su propia historia y vivencia, una que les ha removido algo por dentro y los ha hecho volcarse para brindar auxilio. Para tenderle la mano al que hoy le necesita. Ya tienen su propia experiencia que les dará conciencia de conjunto, de solidaridad, de unión, como a nosotros.
Hoy mi gente volvió a cambiar para bien; personas que parecieran eran como islas, se han quitado su indolencia y se están llenando de polvo, de cansancio, de buenas intenciones y de una actitud que invade de esperanza.
Hoy como ayer, y como hace 32 años…me ha tocado sentir, calmar, ayudar y continuar de pie.

Rapto

Siempre caminaba con su personalidad erguida y distinguida, elegante al pasar y seductora al mirar, porque gustaba de vestirse de manera formal a manera que pudiera dejar una buena impresión en quien tuviera algún trato con ella.
Su cabello largo y lacio lucía casi siempre una coleta de caballo o si no, lo dejaba suelto en graciosos mechones que le daban un aire de cierta inocencia a su porte.
Se le consideraba una persona sensata, prudente, cabal y de amplia probidad… también era una especie de consejera en la amistad, una guía para la vida de algunos que le rodeaban, ya que su propia vida era conocida, ya platicada por ella, ya por secretos a voces, como un ejemplo a seguir.
Era lo que algunos darían por llamar una dama “única”.
Tenía de vez en vez un romance o un amor lo suficientemente lindo como para mantenerlo un tiempo, pero no pretendía conservarlo. Gustaba de los hombres, pero no permanecer con ellos, no quería engancharse para siempre, tenía miedo… amaba los detalles que le obsequiaban, flores, chocolates, poemas; aceptaba y retribuía la ternura con la que trataban, pero después de ahí, ya no más.
Mantenía un secreto callado y obscuro le paraba la respiración y la mantenía en vilo…
rewpto
Toda aquella bondad y ternura que emanaba en su diario vivir, contrastaba drásticamente con perturbadores sueños y fervientes deseos de posesión que cada noche le acompañaban al momento de dormir borrando toda la magnificencia de su vida conocida y dejándola a un lado.
De nuevo llega el momento y ella está ahí, otra vez, como cada noche…ese anhelo, ese deseo. Lo quiere, lo necesita, lo implora… pero se siente enloquecer cuando a intervalos la cordura le vuelve.
Fiebres temblorosas le acompañan al tocar su almohada, escalofríos le recorren la espalda sin poderlo evitar, sus lindas y torneadas piernas “hormiguean” al contacto con las blancas sábanas, su pecho se agita al más mínimo roce de su ropa o de sus propias manos, su cabeza se mueve de un lado a otros sin cesar al momento de cerrar los ojos, su vientre y monte venus palpitan, y su flor vaginal se humedece tibiamente sin poderlo evitar
Todo, tan sólo al imaginar…
Imagina que cada noche llega. Violento, sagaz, directo, sin ningún preámbulo ni duda… Fuerte y decidido; ese que le arranca la vestidura, que la empuja a la cama, que la besa a la fuerza, que le abre las piernas, que la obliga a entregarse… un alguien a quien no le importe el amor, porque solo busca el arrebato, el rapto sexual.
Ese que la estruja sin piedad, que manosea sus senos y muerde sus pezones, que le atraviesa el sexo sin piedad ni calma, que le toma el cabello y le jala para satisfacerse él y nadie más que él. Que sin mirarla la posee para sí sin compromiso alguno, que no permite que ella intervenga en ese sexo furioso y febril; la entrampa, su boca masculina y tosca le asfixia las ganas y los gemidos dejando algunas marcas de presión en sus muñecas o en su cuello.
Y nadie sabe que en su interior pide que esto alguna vez llegue, sueña que ese ser que no tiene cara, cuerpo ni nombre, la abusa una y otra vez;
Y en ese cuerpo delicado y sensible, se vive a diario la paz y la guerra que se entremezclan de manera interminable.

Empecemos

Estamos aquí, tan sólo tú y yo compartiendo una especie de abandono y soledad.

Te miro me estremezco, me pongo nerviosa; esto no es común.
Me emociona recorrerte, conocer tus intimidades y lugares recónditos que nadie ha visitado.

Hay una emoción entremezclada tan sólo de pensar qué tienes escondido… para mí.

Se ha terminado el café matutino, el sol nos baña con tierna calidez, ya estamos aquí, nos tenemos y estamos disponibles.

No sé como empezar. Repito, estoy nerviosa, por lo que actúo torpemente al ser esta mi primera vez en tí o casi.

Quiero verte tal cual, conocerte y hacer de tu presencia una propiedad a la que le confíe mis sueños, mis fantasías y mis locura.

Te recorreré despacio y a mi antojo; no hay prisa. Sabré de tí, te escucharé murmurar y tú me oirás reir. Esta entrega mutua, será inolvidable porque seremos cómplices.

Ven ….. empecemos




… y es así  como yo le hablo a mi solitaria escuela porque todos están en Consejo Técnico y no hay nadie más…

escuela2